jueves, 15 de junio de 2017

Píntame una poesía

Transcríbeme el susurro que nos dibuja el silencio,

háblame de la escultura que esconde el lienzo del cielo,

píntame una poesía, cántame el olor de un sueño,

dime dónde se marchitan las nubes de este mar muerto.


Y en la infinita arrogancia obsesa de mis pensamientos

déjame calcar tus ojos dentro de este lápiz negro,

quiero olvidarte deprisa, para luego en mis adentros

conservar de tu mirada eso que llaman recuerdos.


Tras la última luz de un alba que oscurece el firmamento

me gritas tenue y despacio que puedes parar mi tiempo;

plasmo tu imagen con folios sobre un corazón latiendo

que descoordinado piensa: ¿esto es el final del cuento?


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc

miércoles, 14 de junio de 2017

Mil latidos, diez lamentos

Cuéntame el secreto del sendero recorrido,

¿quién te marca los compases cuando ya no eres un niño?

¿quién te inspira la alegría?¿quién te arropa en la tristeza?

¿quién hace salir al Sol cuando no encuentras certezas?


Y entre tantas primaveras marchitadas con su olvido,

¿dónde nace la flor muerta que marca nuestro camino?

¿dónde nos llevó la vida? ¿dónde esperará que estemos?

¿dónde escondemos los besos que ahora inspiran estos versos?


Un papel aun inconexo me recuerda que no hay tiempo,

el mundo mira de frente,

mil latidos, diez lamentos,

la ceniza se acumula al final de mi recreo,

vierto sobre un folio en blanco el alcohol de mi tintero.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc

martes, 11 de abril de 2017

No me deis más de soñar

- No me deis más de soñar -

susurra un niño tras las rejas.


-No más heridas que olvidar -

dejan escrito las guerras.


- Volveremos a marchar -

me recuerdan mis pies,

pensando en ella.


Ella,

la más fría compañera de tiempos en donde hogueras

que no ardieron se apagaron,  

y aun así brillan estrellas,

marchitas luces del norte que nunca vieron la escena

del rojo de tu cabello,

corazones que aun esperan.

Ella.

Fotografía por: www.instagram.com/kissed.byfire




lunes, 10 de abril de 2017

Somos inconformistas

Soledad, la compañera,

abre los grifos del cielo que te quiero confesar

que somos inconformistas

y que el llanto de lo inocuo ya no nos hace dudar.

Amistad, perecedera,

¿dónde queda la verdad?

Muere triste, delicada,

maquillada con las formas de este mundo occidental.

Tempestad, mentes calladas,

llega el tiempo de marchar,

recoger las etiquetas

y no volver la vista atrás.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc

lunes, 3 de abril de 2017

Las curvas que te componen

Miradas de un cielo incierto,
sobrepasan mis adentros,
no consigo ver la esencia
que escondes tras tu disfraz;
tormentas de un tiempo adverso,
enmudecen, así lo siento,
entre los labios sellados
que reflejan el cristal.

Labios carmesí sedientos
de respuestas que no encuentro,
siguiendo la tenue brisa
que dejas al caminar,
amanezco somnoliento,
buscándote en el rencuentro
de las curvas que componen
tu cuerpo bailando un vals.

El vals de los sentimientos,
de momentos, 
de recuerdos,
afiladas cicatrices que debo dejar atrás,
tus ojos marcan el tempo
de latidos inconexos,
lienzos en los que dibujo
tu tenue alma fugaz.

Fotografía por: https://www.facebook.com/instinctive.photograph/

www.instagram.com/kissed.byfire

lunes, 27 de marzo de 2017

Ducha de alcohol frío

Despierto gritando delirios que ya no molestan a nadie,

poemas en sueños que nunca podré terminar,

el viento levanta un aroma que augura el desastre,

el Sol tempranero no sabe cual es su lugar.

Busco estrellas y un consuelo en la nevera,

un tazón de mar caliente que me ayude a acompañar

los sonetos y las rimas que ahora esconden las promesas

que llenan los ceniceros de lo que ahora llamo hogar.

Una ducha de alcohol frío que reinicie mis latidos,

de fondo una tenue radio con complejo de pintor

describe las experiencias de cómo sentirse vivo

mientras miro mi reflejo en un espejo de sudor.
Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/






jueves, 23 de marzo de 2017

Partitura e instrumento

Tras el letargo de la conciencia, 

vuelve a aparecer.

Tras la despreocupación por lo banal, 

vuelve a surgir.

Extrae todas y cada una de las capas que componen tu realidad y,

¿qué queda?

Queda ella.

Prístina y cristalina como el primer día.

Ella, a través de la cual se transparentan todos tus miedos, temores y complejos.

Ella, única espada de luz para combatir tus demonios,

aquellos que crean tus tormentos y, a la vez,

 parte fundamental parala definición de tu ser.

Ella, calor de los mediodías de invierno, 

ella, consecuencia de un pasado que aun no entiendo;

ella, como causa y consecuencia de este encuentro,

ella, partitura e instrumento en este verso.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc