sábado, 16 de abril de 2011

Sueños despiertos


Otra vuelta. Que hora debe ser? He dormido algo? Me levanto de la cama para mirar la hora. Las cuatro de la mañana. No se si he dormido. Estoy demasiado lucido. Vuelve el miedo.”

Cuando sufres insomnio llega un punto de la noche que empiezas a desvariar. No puedes recordar si has conseguido dormir algo, solo tienes la sensación que llevas horas y horas buscando el lado cómodo de la almohada.

Cero somnolencia. Vuelve el miedo.”

Preocupaciones.



Nunca he tratado mi problema con ningún medico. No me gustan, ni ellos ni los medicamentos. Y aquí me encuentro una noche mas en vilo. Que me preocupa hoy? Porque no duermo?
La consciencia, y por consiguiente el subconsciente, es nuestro peor enemigo. Podemos pasar meses con algo que nos corroe por dentro, y ni si quiera saber exactamente que es.

Me levanto de la cama, agobiado. En la cocina el perro solo asoma la cabeza ante mi llegada, y sigue durmiendo. Como lo envidio. Me lío un cigarro y me caliento un baso de leche.
Inhalo el humo, cierro los ojos. Que coño pasa?”

Hace años que sufro este trastorno, y nunca te acostumbras. Viene y va. Nunca sabes que noche te va a tocar. Hasta que toca.
La misma tensión de querer dormir y no poder sube hasta mi cabeza. Aparece todo lo que me inquieta, y tienes un terrible sentimiento de miedo, miedo a todo y a nada, un miedo sin nombre, que no desaparece hasta que amanece.

El trabajo? No, puede que mi superior sea un cabronazo, pero no es el que me quita el sueño. Reflexiono. Los estudios? Tampoco. Mi vida personal? No, me importa un comino estar solo, tengo buenos amigos. Siento una pequeña taquicardia. Me estoy empezando a poner nervioso, y eso no es bueno, lo sabes”

Llega un punto de la noche, en que la angustia es tanta, que desistes de intentar dormir. Televisión, ordenador, libros...cualquier cosa que te haga no pensar en todo. Piensas en todo. Durante el periodo de insomnio, todo es negro. Cualquier situación que pienses te paraliza. Todo es miedo. Estas solo, tu y esa habitación, tu y tus pensamientos. Totalmente solo. Aterrador.

Me fumo otro cigarro. Que hora debe ser ya?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario