lunes, 22 de octubre de 2012

El fuego

El humo en el cielo a lo lejos se ve,
los gritos, la rabia, el pueblo está en pie,
cansado de escusas, van a destronar
los tronos infames, lo quieren cambiar.

Y entonces la masa empezó a caminar,
hacia el parlamento, lo harán estallar,
los bancos y cajas que encuentran al paso,
solo son carbón cuando cae el ocaso.

Las calles ardiendo, esta es la señal,
el pueblo a las armas, el rico a callar,
solo se oye un himno, un solo color,
el rojo de sangre, es la revolución.

Ya cayó el primero, cual Luis dieciséis,
¿no sabes su historia?, infórmate bien,
la sangre, los muertos, no son de rigor,
metáfora al viento, es revolución.

El tiempo dirá si esto fue solución,
pues tarde es ya, no hay elección,
avanzan sin miedo, no hay un atrás,
miran adelante, por ellos no hay paz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario