miércoles, 10 de octubre de 2012

Senda abierta

Con la lengua no se juega,
pues un muro encontrarán,
de un gentío combatiente:
el gran pueblo catalán.

Asumimos diferencias,
más aún lejos de encontrar
todo aquello que nos une,
tarde es ya para olvidar.

"Son falacias sin sentido",
ladrarán, más no obtendrán,
lo que aquí andan buscando,
una réplica mordaz.

No insultamos a otras lenguas,
que gustosas son de hablar,
pero ya estamos cansados
de omitir la realidad.

Empecemos ya el camino,
sin poner la vista atrás,
una senda de justicia,
un futuro que explorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario