miércoles, 12 de diciembre de 2012

Frío otoño estival


Nacía cada mediodía,
cual Luna del oscurecer,
argentos destellos de noche,
no sabe que quiere entender.


Veía en el Sol de la tarde,
igual que en el amanecer,
vestigios de todas las noches
que pierde sin poder vencer.

Pensaba que el mundo cambiaba,
creía que todo es real,
que el Sol perseguía a la Luna,
sin nunca encontrar el final.

Soñaba en los días de invierno,
con la larga noche estival,
sentir en el pelo y su rostro
la cálida luz invernal.

Moría sin pena ni gloria,
esclava de un despertar
que ofrece sueños en memoria
de aquel, al que no supo amar.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

1 comentario:

  1. Hola Alex,

    he dado con tu blog buscando poetas actuales que hagan poesías tal y como yo entiendo que son, con su métrica, su ritmo, su rima, y no sólo un conjunto de palabras bonitas o difíciles de entender.

    Me gusta lo que escribes; seguiré leyéndote, y te animo a que te pases por mi blog y me cuentes qué te parece.

    Un saludo,

    Fer

    ResponderEliminar