miércoles, 13 de febrero de 2013

Pequeñas migajas de labios sedientos

La brisa inspiraba matices de otoño,
un mar no revuelto bailaba al azar
cantando a los claros colores del viento,
simple movimiento, cual pájaro audaz.

Pequeñas migajas de labios sedientos
preguntan sin miedo: ¿Que hay que esperar?
Resuelto a encontrar el naufragio en tu aliento,
volví la mirada, ya no hay marcha atrás.

El cielo en fusión con el firmamento
dictaba su tempo sin triste final,
mirando a lo lejos, reflejos argentos,
caía la noche, momentos de paz.

Creyendo que el brillo estelar de tu pelo
ya nunca querría volverme a mirar,
empezaste el juego, besos sin recelo,
miradas que guían nuestro caminar.


Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc

1 comentario: