domingo, 10 de marzo de 2013

Ningún mapa a consultar

En un alarde de empatía,
me eclipsó con su mirar,
de unos ojos que emitían
deslumbrante oscuridad.

Su nombre desconocía,
mas sentí la gravedad
que emitían esos labios,
sin sonido pronunciar.

Me debo a la profecía,
que tantas veces escuché,
terminó llegando el día,
meditando trasnoche.

No encontré mejor salida,
que empezar a caminar,
la senda es desconocida,
ningún mapa a consultar.

Recogiendo hojas caídas,
otoño de atardecer,
melodía un tanto esquiva,
de sus besos a ofrecer.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

No hay comentarios:

Publicar un comentario