jueves, 18 de abril de 2013

Solo el necio mezcla el verso bajo racionalidad.

Calibrando la respuesta

que me ofrece la excedencia de tus labios en protesta;

maquillando horas muertas,

despojadas de lumbre que ilumina toda esencia;

miradas con picaresca,

ofrecidas por un mundo que anhela la vida eterna;

no quieras perder tu apuesta,

pues aun sigo atravesado por tus flechas de ballesta.



No busco alcanzar el cielo,

mas la vida que me ofrece solo es digna de admirar

desde lo alto,

monte excelso,

perspectiva meditada que me obliga a recordar

tu mirada,

los reflejos

de unos ojos somnolientos repletos de odio y de paz;

más caladas,

humo denso,

forman lineas en tu rostro creando  la realidad.


¿Espejismos de tu pelo?

¿Miradas con desenfreno?

Bocanadas de un aliento

ya cansado de esperar.

¿Buscar en el sentimiento

la respuesta al intelecto?

Solo el necio mezcla el verso

con la racionalidad.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc/


No hay comentarios:

Publicar un comentario