lunes, 15 de abril de 2013

Un cielo grotesco

Buscar a tientas en la niebla,

el rastro de un mundo hecho de cristal,

argento,

sediento,

pequeños espejos reflejando el mar,

el mar del olvido,

de recuerdos muertos,

de heridas sangrientas que escuecen con sal,

sutil escarmiento,

perdido,

siguiendo

el rastro de un puerto,

mecenas del viento que arrastra su hogar.

Busca un motivo para plegar velas,

para encontrar la mecha que encienda la hoguera,

calentar el fuego,

versos de tu pelo,

estigmas, prejuicios, todo por versar

un cielo grotesco

que alumbra con astros el recto sendero,

que muestra la estela,

la estela del viento,

que trae primavera 

de muerte otoñal.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

2 comentarios:

  1. Me ha resultado muy interesante este poema, los últimos versos me parecen muy buenos.

    ¡Un saludo, compañero!

    ResponderEliminar
  2. Alex, perdona que te comente de nuevo. No sé si conoces el Premio Liebster, pero considero que tu espacio se lo merece. Pásate cuando puedas por esta entrada:

    http://elerrantetrovador.blogspot.com.es/2013/04/premio-liebster.html

    ¡Un saludo, compañero!

    ResponderEliminar