miércoles, 15 de mayo de 2013

Azul sinceridad (completo)


Separando los cantares,
¿y qué importa el qué dirán?
no más besos de portales,
que la luz se apaga ya.

¿Los extraños en los bares?,
siempre supe que es verdad,
que en periodos otoñales
una herida escuece más.

Necesarios son los versos
que te escribo sin pensar,
liberándome del peso
que mi espalda ha de llevar.

¿Y si fuera yo un farsante?
Me dirías la verdad;
pues no hablaba nunca en balde
la mirada ni la edad.

Estropean cada asalto,
tus destellos a esquivar,
no quisiera yo atraparme
de tu azul sinceridad.

¿Y si solo tu mirada
arrojara luz al mar?
¿No son cálidos los vientos
que arrastran la tempestad?

Nunca obtuve una respuesta,
mas tan solo un dulce andar,
meditando, no contesta,
¿debería pues marchar?

Yo dejé la puerta abierta,
la Luna ascendía ya,
manto celeste de estrellas,
compañía que admirar.

 ¿Dejaría que aquel fuego
consumiera mi ansiedad?
¿No era yo aquel guerrero
de una tierra sin piedad?

La esperanza que ahora encierro,
poco vale, si bien da
pinceladas a mi acero
de un amor que no es fugaz.

Resurgir de mis cimientos
es ahora prioridad,
espiral de desapego
que me arrastra a su mirar.

Paso firme, mar adentro,
un destino en que buscar
prados verdes, luz y viento,
corazones de cristal.

 Avanzando, miro dentro
de una infame oscuridad,
mas no temo el escarmiento
de sus ojos al juzgar.

Yo volé a un cielo incierto,
olvidando el qué dirán,
saltar muros de cemento
dejando su tiempo atrás.

Morir solo no es consuelo,
es luchar por respirar,
separar los pies del suelo
y volar para olvidar.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc

4 comentarios:

  1. Querido Alex,

    muchas gracias por tu comentario. Hacía mucho que no me pasaba por el blog por cuestiones varias, y al retomarlo me he dado cuenta de que sigues al pie del cañón, tan activo y con ganas como siempre, lo cual supone una pequeña alegría para los que entramos aquí de vez en cuando.

    Un saludo cariñoso,

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas vuelto al ataque!

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Morir solo no es consuelo,
    es luchar por respirar,
    separar los pies del suelo
    y volar para olvidar.

    ¡Precioso!
    Un abrazote

    ResponderEliminar