miércoles, 8 de mayo de 2013

Inspira lo adyacente

Y entre tanto me despido,

sin poder mirar atrás,

no hay más cama en que extinguirnos,

ni belleza a contemplar;

la mirada de los mirlos

y su canto al despertar,

indicando el cambio arisco

tatuado en mi ansiedad.


Inspira lo adyacente,

expira ya el olvido,

sudor frío que en la frente

altera cada sentido.


Busca el camino en lodo,

dibujado en el vacío,

lagos con la flor de loto

recordándome tu brillo.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada


No hay comentarios:

Publicar un comentario