jueves, 2 de mayo de 2013

Recordar sin ser modesto

Recordar sin ser modesto

¿De la mano caminar?

Estragos que hacen los vientos

al mecer los tenues barcos que se enrolan a la mar,

sin mirar al firmamento,

empujados por las ganas de encontrar un nuevo hogar,

el naufragio es el recuento,

cuando vuelves la mirada y solo quieres olvidar.


¿Estupor de un frío aliento?

¿Madrugadas de escarmiento?

Mueves cielos y montañas

por saber lo que es amar.

¿Narraciones del violento

movimiento de tu pelo?

Nací anclado a su rostro,

soy vasallo de su faz.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc


2 comentarios:

  1. Eh, no está nada mal. Transmites "eso" que debe transmitir un buen poema. Por cierto, ¿la estructura métrica es parecida a la silva? 8, 16...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste! En cuanto a la métrica... no tengo ni idea! jajaja, la gran mayoría de las veces ni me fijo a la hora de escribir, ni cuando acabo hago el recuento! Para la próxima vez lo tendré en cuenta!

      Eliminar