martes, 25 de junio de 2013

Sin vuelta atrás. Capítulo III

Entender nuestra existencia como un medio de protesta,
ser la hoja que en la forja adquiere su autoridad
y pierde las impurezas con los golpes que le asestan
los designios de una vida sin rasgos de ambigüedad.

Asumir que con la muerte no termina la contienda,
es siempre una lucha eterna por legar felicidad,
somos lumbre en la que arde todo aquél al que detestan
las masas enfurecidas reclamando dignidad.

Deshonestas esas voces que nos reclaman paciencia,
por esperar un futuro que algún día ha de llegar,
nuestro movimiento pasa por un cambio de conciencia,
sacudiendo los preceptos de toda una sociedad.

Aun queriendo no consiguen aplacar nuestras banderas,
pues ondean con un viento imposible de frenar,
aunque corran malos tiempos siempre acabará en la hoguera
su detestable deseo de ignorar toda igualdad.

Avanzar con paso firme, y con la espalda bien recta,
presumiendo de cordura, de indudable honestidad,
no hay murallas ni castillos que asediar en esta guerra,
solo hogueras que iluminan las mentes con libertad.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc



sábado, 22 de junio de 2013

La cara oculta

No entiendo la cara oculta,

ni sus breves pinceladas de belleza que al mirar

te iluminan con la lumbre que hace terminar el día

y te oculta con su manto cuan telón al terminar.

Sí la función se termina

no tendré más que el recuerdo

de los pequeños destellos que emites al caminar,

que me indican el camino para perseguir el velo

y que me sirven de guía dentro de tu oscuridad.

Cuando miro mar adentro

de tus ojos sin respuestas

solo centellean chispas de la racionalidad

que distingue brevemente el calor de una caricia

cuando pasas a mi lado

y yo finjo no mirar.

Nunca miro hacia el pasado

pues carece de la esencia

que con solo tu presencia

puede hacerme reaccionar

y encontrar el buen sendero limpio de las hojas muertas


que conduce hacia tu rostro

donde me haces dormitar.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/mesana62

viernes, 21 de junio de 2013

Nunca vivo, nunca encuentro

Siempre habrá mejores vientos,
donde poder recordar,
los otoños que en tus versos
derramados de verdad.

Siempre existen los recuerdos,
donde poder encontrar
las miradas que tu besos
desprenden sin calentar.

Siempre la sangre en los duelos,
derramada en el azar
de querer ser siempre honesto
y nunca mirar atrás.

Siempre muero en cada verso,
intentando aparentar
que no hay vida, no hay consuelo
que me ofrezca el olvidar.

Nunca vivo, nunca encuentro
sentimientos que plasmar
en el triste folio negro
teñido de oscuridad.



Tus besos de alquitrán

Destrozos de una vida de desgracia consentida

anidada por fantasmas sin un rostro que mostrar;

turbulentas

las heridas

marcan tu rostro en mi pecho cuando ya no hay más que hablar;

sin espejos,

sin sonrisa,

te muestras frente a mi cuerpo desnudando tu pensar,

las miradas,

tiernas risas,

sopesan los sentimientos que escondes tras el cristal.


¿Morir de eterna desdicha?

No recuerdo ya el momento 

en que se secó el rosal.

¿Tu mirada está maldita?

Solo muero por tu celos,

y tus besos de alquitrán.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc



lunes, 17 de junio de 2013

Buscar la nota correcta


Cada cuerda una existencia

de las cuatro infames vidas que quedan por explorar,

cada verso muere en ellas

por querer vibrar al son de tus pasos al andar.



¿Buscar la nota correcta?

Solo en rimas asonantes de perfumes color cian,

de tus ojos de protesta

que acuñan las melodías de una vida sin igual.



Extremos de cada esencia

dilatados tras la púa que clavaste al perdonar

el olvido y la vergüenza,

que sentí al verte lejos sin impedirte marchar.



Ya no lloro en la trastienda

mientras sangra de mis dedos el recuerdo de tu faz;

y no hago canciones bellas,

solo sonatas que el viento difumina en la ciudad.



Mi vida sin tu contienda

pierde todos los sentidos que otorgaste al encontrar

la llave que abre mi puerta

derrumbada por las hordas de temores que enterrar.



Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

viernes, 14 de junio de 2013

La partida está dispuesta

La partida está dispuesta,

solo quedarán enojos que quitar sobre la mesa,

movimientos,

estrategias,

miradas que en las casillas forman las rimas complejas;

aunque pierda mi paciencia,

aunque vea mi derrota

encuadrado en una vida que está hecha de esperar

las victorias,

negras rosas

que avanzan por el tablero del destino perspicaz,

maldiciendo

blancas losas

que resbalan por mis dedos cuando ya no hay más que hablar,

solo queda

ya una cosa,

y es sentir que con tu jaque mi vida llega al final.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc

martes, 11 de junio de 2013

Aunque duelan las heridas

Trabajamos sin descanso, 
sembrando la tierra muerta,
qué refleja toda herencia
que el patrón difuminó;
ondeamos estandartes,
rebelión sin baluarte,
nuestro orgullo es la paciencia
con que armamos el valor;
el valor de ser distinto,
de querer el pan y el vino,
de tener toda ganancia
que manchamos con sudor,
sudor que deja secuelas,
secuelas que son las huellas
enquistadas en el lodo
de un paso firme y feroz.

No tenemos un destino,
ni fijamos el camino:
"Caminar sin rumbo fijo
es la vida que escogí"
Mas portamos a la espalda
toda muestra de esperanza,
repartida por el mundo 
buscando un final feliz;
aunque duelan las heridas,
aunque no veamos el día,
la noche nunca es perpetua
hacia el alba hemos de ir,
a luchar por los principios,
desechando cualquier vicio,
dando cuentas a esta vida
que de inicio llega al fin.