jueves, 22 de agosto de 2013

Cada mirada es un mundo

Cada palabra de este mundo,

que me altera,

nace de las constantes convulsiones

de un latir que me envenena,

hincando tu piel de arena

en mi rostro,

cual fina estela que ilumina

las desdichas de esta hoguera.


¿Nacer sin ver la tierra eterna?

¿Morir para nacer solo?

Ínfima eterna desdicha que me otorgan estos votos.

¿Diestros sables de inocencia?

¿Sueños con tu flor de loto?

Inocencia traicionera que recuerda mi sollozo.


Cada mirada es un mundo,

cada sonido un esbozo,

de los prados color malta donde dibujabas fotos;

cada beso una herida,

cada adiós un congojo,

maderas verdes amargar teñidas con mis despojos;

cada reflejo una vida,

cada momento un matojo

de recuerdos reflejados tras la luz de aquellos ojos.


Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc





1 comentario: