lunes, 19 de agosto de 2013

Esencias pintadas en aceras muertas

Desprendiendo inocencia surcaba las calles,
cerrando maletas miraba sin ver,
estigmas corroen el color en sangre,
destellos celestes alumbran su ser.

No son los designios los que hacen al hombre,
son las cicatrices que marcan la piel,
aquellas forjadas con dolor y hambre,
novela narrada en la faz de su tez.

Camina descalzo sin perder la senda,
vereda de sueños que le hacen crecer,
persigue sin rumbo la estela que siembra,
tras un mundo extraño donde comprender.

Esencias pintadas en aceras muertas,
fachadas que legan llantos color miel,
ciudades que esconden secretos en puertas
que nunca se abrieron por miedo a entender.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc

No hay comentarios:

Publicar un comentario