lunes, 30 de septiembre de 2013

Un portón que abre las mentes

Un portón que abre las mentes,

y ofrece el largo sendero de expansión de la conciencia,

recorremos prados verdes,

buscando entre la maleza nuestra dirección correcta.


Dos caminos adyacentes, 

anidados de recuerdos que componen tu existencia;

miradas indiferentes,

te recuerdan cada día el valor de una promesa.


No camino bajo el cielo,

ya solo espero encontrar,

la palabra en mi tintero

que me ayude a recordar,

el destino que el sendero

quiso hacerme encontrar

con la luz de los luceros

como guía singular;

la fragancia de un recuerdo,

la existencia más fugaz,

miradas que son de fuego,

palabras de luz astral.


Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc











jueves, 26 de septiembre de 2013

ya no hay nada en que pensar!

No hay espejo,

no hay disfraz,

 ya no hay nada en que pensar!


La estructura de una rima,

intentar tener compás,

ser breve en la despedida,

nunca más mirar atrás.


Ya no existen los temores, 

no hay nada por que llorar,

no existen los versos tristes

todo es humo a recordar.


No hay pregunta,

no hay respuesta,

no hay más mundo tras las puertas!


El futuro no está escrito,

el pasado no existió,

conversamos con los mirlos,

discutiendo sobre amor. 


Pensamientos indecisos,

sentimientos con alcohol,

mundos sacados de libros,

nos fumamos la razón.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc







martes, 24 de septiembre de 2013

Esta lucha no es mi guerra

Yo dejé la puerta abierta,

ella huyó sin avisar,

dejando las apariencias

enterradas en el lodo, imposibles de encontrar.


Ya no miro tras las verjas,

pues no la espero encontrar,

solo vivo por mis letras,

que me escuchan muy pacientes sin nunca exigirme más.


¿Tu pasiones tan secretas?

No lo eran, solo habrá

que encontrar esa respuesta

que me indique los senderos por los que debo avanzar.


Esta lucha no es mi guerra,

abandono, vivo en paz,

solo espero la moneda

que enseñe su cara oculta alejando de mi vida esta infame realidad.



¿Necesitas más respuestas?

¿Crees que hoy es como ayer?

Ya no dependo de nada,

solo esculpo mi futuro con paciencia en mi cincel.

¿Vives de la luz de otros?

¿No ves que eso no es crecer?

Morirás arrepentida,

consumida por el odio que en tu alma ves nacer.






miércoles, 18 de septiembre de 2013

Sin vuelta atrás (completo)

I

Escondía su sonrisa bajo una cara espigada,
prados verdes derretidos sobre un manto carmesí,
bajo la ciega mirada de los unos besos maldecidos,
en su piel dejó estampado mi futuro porvenir.

No encontré mejor camino que seguir tras sus pisadas,
conocer los infortunios que le tocaba vivir,
comprender toda la esencia que encerraban nuestros lazos,
construir junto a sus ojos un futuro en que existir.

Por querernos desterramos la codicia de la manos,
y matamos toda envidia disfrazad de jazmín,
al miedo y a la injusticia derrotamos con los votos
que juramos una tarde tumbados en el jardín.

Un día me preguntaba: "¿Crees que es esta nuestra hoguera?
¿La que arde iluminando un planeta en frenesí?
¿No haremos de nuestra lumbre un llama que persiga
enseñarle a este mundo como amar y compartir?

Reflexión más que certera, medité mientras veía
las estrellas ascendiendo tras la luna caciquil,
que ordenaba las celestes estructuras convertidas
en presagios escondidos bajo el brillo más febril.


II

Tras dormir nuestro letargo amaneció primavera,
no servían ya los barcos construidos con cartón,
precisábamos cimientos que asentasen las ideas,
emprendimos la campaña con la fuerza del valor.

Recorrimos fieros pastos sin salir de la vereda
que guiaba nuestros pasos hacia un fin prometedor,
todas nuestras enseñanzas marcaron como una huella
a las gentes que aplicaron nuestro dogma con rigor.

Un anciano preguntaba: ¿Es ésta una llama eterna?
¿Brilla siempre incandescente emitiendo un gran fulgor?
¿No se apaga con el viento que proviene de la cima,
donde anidan los poderes del oscuro destructor?

La belleza de este fuego no se extingue - dijo ella,
pues su fuerza se alimenta del que se hace portador
de la llama de protesta que ahora brilla en horas muertas
e ilumina los senderos infestados de terror.

Largo camino quedaba, persiguiendo aquella estela,
abanico de colores que impregnaba con su olor,
portadora de un mensaje de esperanzas a una tierra
que crecía verde y limpia tras su paso vencedor.


III

Entender nuestra existencia como un medio de protesta,
ser la hoja que en la forja adquiere su autoridad
y pierde las impurezas con los golpes que le asestan
los designios de una vida sin rasgos de ambigüedad.

Asumir que con la muerte no termina la contienda,
es siempre una lucha eterna por legar felicidad,
somos lumbre en la que arde todo aquél al que detestan
las masas enfurecidas reclamando dignidad.

Deshonestas esas voces que nos reclaman paciencia,
por esperar un futuro que algún día ha de llegar,
nuestro movimiento pasa por un cambio de conciencia,
sacudiendo los preceptos de toda una sociedad.

Aun queriendo no consiguen aplacar nuestras banderas,
pues ondean con un viento imposible de frenar,
aunque corran malos tiempos siempre acabará en la hoguera
su detestable deseo de ignorar toda igualdad.

Avanzar con paso firme, y con la espalda bien recta,
presumiendo de cordura, de indudable honestidad,
no hay murallas ni castillos que asediar en esta guerra,
solo hogueras que iluminan las mentes con libertad.

martes, 17 de septiembre de 2013

Ser

Ser mirada arrepentida,
ser la lumbre,
ser el mar,
ser los ojos que hipnotizan,
ser los pasos de tu andar.

Ser la arena en las orillas,
ser la luz de tu portal,
ser un verso,
ser mentira,
ser disparos de piedad.

Ser el fuego que ilumina,
ser la cruz en el altar,
ser la noche,
ser el día,
ser razón para luchar.

Ser el Sol de cada día,
ser la luna,
ser la paz,
ser la guía en mi rutina,
ser el aire a respirar.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada/

lunes, 16 de septiembre de 2013

Se avecina una tormenta

Se avecina una tormenta,
teñida de color malva, arraigando oscuridad,
son tiempos para contiendas, 
y cambiar nuestro futuro para poder avanzar.

No habrá luz sin las tinieblas, 
ni esperanza sin coraje para poder pelear,
ya no quedan horas muertas,
solo emprender el viaje sin poner la vista atrás.

Si vencemos esta guerra
ganaremos el derecho para podernos quejar
de la injusticia que reina,
y crear un nuevo mundo donde poder prosperar.

Alcemos nuestra bandera,
para enseñarle a este mundo un coraje sin igual,
superemos cualquier meta,
mostrando las cicatrices con orgullo y dignidad.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/50036585@N07/  Joana Curbera