martes, 24 de septiembre de 2013

Esta lucha no es mi guerra

Yo dejé la puerta abierta,

ella huyó sin avisar,

dejando las apariencias

enterradas en el lodo, imposibles de encontrar.


Ya no miro tras las verjas,

pues no la espero encontrar,

solo vivo por mis letras,

que me escuchan muy pacientes sin nunca exigirme más.


¿Tu pasiones tan secretas?

No lo eran, solo habrá

que encontrar esa respuesta

que me indique los senderos por los que debo avanzar.


Esta lucha no es mi guerra,

abandono, vivo en paz,

solo espero la moneda

que enseñe su cara oculta alejando de mi vida esta infame realidad.



¿Necesitas más respuestas?

¿Crees que hoy es como ayer?

Ya no dependo de nada,

solo esculpo mi futuro con paciencia en mi cincel.

¿Vives de la luz de otros?

¿No ves que eso no es crecer?

Morirás arrepentida,

consumida por el odio que en tu alma ves nacer.






No hay comentarios:

Publicar un comentario