lunes, 14 de octubre de 2013

Tiempos difíciles para ser joven

Nacimos sin sueños, 

en un mundo sin hogar,

sin logros en el camino,

sin futuro por luchar.


Tiempos difíciles para ser joven.

Representamos la generación perdida, la generación sin esperanzas. Somos hijos de un pasado idealizado, labrado con la sangre de las guerras y el sudor de los obreros, pero a la vez, somos padres de un futuro incierto, de previsiones desalentadoras y objetivos frustrados.

Nos han educado en un mundo siempre al alza, un mundo que nunca dejaba de crecer pero, que diferente es la realidad, ahora que nos toca heredar este pedazo de tierra.


No buscamos ideales,

no buscamos la verdad,

somos hijos del consumo,

compramos por saciedad.



Nuestra saciedad ideológica se ve diezmada por nuestra ansia de posesión. Nuestro modo de vida, colapsado por necesidades superfluas que nunca llegamos a satisfacer del todo. Estamos muriendo a cada paso que damos, no como personas, sino como sociedad.
El canon de vida a llevar, destruye cualquier sueño de la infancia, por eso marchamos, algunos marchamos. Marchamos hacia lugares donde la calidad de vida se mida por el tiempo libre para relacionarse, y no por la renda. Marchamos hacia sociedades que priorizan los mínimos para subsistir, y no coches de gama alta y casas exaltantes.

Tenemos un mundo gigantesco a nuestro alcance, ahora más que nunca, y somos muchos los que, hartos de lo que nos rodea, queremos dar el salto al verdadero conocimiento del mundo y sus culturas, a la verdadera comprensión de la humanidad.


Viajar para abrir puertas,

conocer para explorar,

ver los mares y las tierras,

solo queremos soñar.

domingo, 6 de octubre de 2013

Y qué es la poesía?

Y qué es la poesía? - me pregunto al despertar.


- Poesía son sus ojos,

poesía es no mirar,

es miedo a la permanencia,

es rechazo a lo vulgar.

Poesía es lo  imperfecto,

es el odio a lo real,

es sentir por ti un afecto

y jamás darlo a notar.

Poesía es cualquier sueño

es vivir para volar,

es la magia de los cuentos,

es un libro sin final.

Cuando pienso en poesía,

ya no hay letras que contar,

es el alma despedida,

es la esencia más vivaz.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/hernanpc