jueves, 19 de diciembre de 2013

¿Y el temor a rendir cuentas?

Cadenas en reposo,

ancladas,

como un lugar en la Tierra del que no puedo escapar,

donde nacen mis inviernos,

desastrosos,

germinando las semillas de un latir al descompás.


Crecen las rimas en ellas,

de alboroto,

nacen siempre desviadas huyendo de la ciudad,

somnolientas 

en las fotos,

retratan caducidades que me impongo al respirar.


¿Vives con la muerte a cuestas?

Solo vivo aquellos días

que aun están por empezar.

¿Temes ver cerrar las puertas?

Peleamos contra el tiempo,

morimos al descansar.

¿Y el temor a rendir cuentas?

No existe si siempre actúas

de acuerdo con tu verdad.

¿Un final de la conciencia?

El recuento de experiencias,

y otra vez vuelta a empezar.

Fotografía por: http://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada