viernes, 24 de octubre de 2014

Desde la tumba hasta la cuna

Peceras llenas
de cuentos estremecedores,
valió la pena,
buscarte más allá del norte,
pues la latencia
que cubre esta noche oscura,
solo es excusa
de otro periodo de locura.

Son los espectros
y el humo en los contenedores,
ciudades llenas
de números de bastidores,
que solo indican
la paridad de una cultura
en decadencia,
desde la tumba hasta la cuna.

Ver los cimientos
de todo cuanto te rodea,
ayuda al alma,
un guía al fin de la vereda,
y al pensamiento,
formado ya de una estructura,
a ver maleza
donde otros solo la espesura.


1 comentario: