miércoles, 12 de noviembre de 2014

Escribir hasta sangrar

Ver la luz de tu mirada,
ser el agua del caudal,
conversar sin decir nada,
escribir hasta sangrar.


Vivir de las madrugadas,
ser la luz tras el cristal
de las botellas melladas
de sueños por conquistar.


Versos rasos tras almohadas,
luchas por el qué dirán,
noches fatuas que ignoraban
los secretos que hay detrás.


Y pensar tras la balada:
¿son sus labios de alquitrán?
Moriré sin decir nada,
dulce y escueto final.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada


No hay comentarios:

Publicar un comentario