martes, 20 de octubre de 2015

Volver por ti


El discurso de tu pelo,
leve y frágil contoneo,
hace mella en mis adentros,
no consigo discernir
que me impulsa en este juego,
mas no importa, solo espero
a un destino que no entiendo,
a tu risa de jazmín.

Mover mares, o desiertos,
cruzar sierras, y senderos,
todo lo que nos separa,
tu fragancia al sonreir ,
mas insisto, te recuerdo,
lo que te repito en versos,
tatuado a mis espaldas:
voy a volver a por ti.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/

lunes, 19 de octubre de 2015

Déjame esta noche


Déjame esta noche soñar contigo,
que la luz de la mañana abra paso al rosedal,
que las ventanas abiertas sean tu boca al hablar,
que la el color de tus mejillas me deje sin respirar.

Déjame esta noche soñar contigo,
y que despierte sonriendo sin saber que va a pasar,
que sufra con el crespúsculo sin saber si volverás,
y que tu luz me ilumine con su insondable verdad.

Déjame esta noche soñar contigo,
solo un último destello para curar mi ansiedad,
solo un último momento para poderlo guardar,
solo para convencerme que quizá sí que es real.

Déjame esta noche soñar contigo.


_Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/


viernes, 9 de octubre de 2015

Elegir un nuevo rumbo

El discurso racional que se esconde en tus sentidos

no responde a los disignios de la vida, así que dilo:

que ya no tenemos miedo, que avanzamos convencidos

de que en el día presente ya no existirá el destino.


Que los pasos que nos guian por fuera de la vereda,

fueron siempre decisiones, firme sendero escogido,

que olvidamos el pasado, que avanzamos sin aliento

presos de las ilusiones que componen nuestros versos.


Y si llegara el momento de elegir de nuevo un rumbo,

no temblar ante lo externo que nos marca con su yugo,

ser fieles a nuestra esencia, predicar con lo antes dicho,

ser el viento que viajando nunca tiene un final fijo.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

El momento del te quiero

La libreta estaba en blanco,
y los sueños aun intactos,
avanzamos persiguiendo
el rumbo de tristes cantos,
somos palabras plasmadas
en los folios sin aliento,
que inspiraron los recuerdos salidos de labios muertos.

El momento del te quiero,
un suspiro y un recuerdo,
perdernos por los caminos
que crearon nuestros besos;
es el Sol de madrugada
que amanece sonriendo
creando las ilusiones con las que escribimos versos.

Un cuadro gris estrellado,
dibuja el lienzo del cielo,
y se guía por los vientos
que hacen ondear tu pelo,
tus mejillas espigadas,
rien al verme despierto
aunque solo es un recuerdo de final un tanto incierto.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

miércoles, 7 de octubre de 2015

Acto primero


La danza que marca el final del ocaso
dibuja en tu escena mi infame verdad:
soy preso en tus brazos, y vivo esperando
al público atento para comenzar.

Los actores listos en el escenario,
la música tenue ya empieza a sonar,
telón en tus labios, rojo pasionario,
se abre mostrando tus ojos de mar.

Y entonces comienza la danza sin canto:
caricias vetadas, besos al azar,
marcar tu escenario con mis frías manos
al compás del ritmo de tu respirar.

El sudario blanco se enreda en abrazos,
dos cuerpos unidos, bailando sin más,
implosión, sobresalto ,de pronto el aplauso
y la luz oscilante que anuncia el final.


martes, 6 de octubre de 2015

El canto de los desheredados


Vivimos siempre
bajo moldes devotos,
libretas grises que plasman los sueños rotos,
mas la agonía
del alma del poeta,
no reside bajo focos que alumbran sílabas muertas.

Plasmar la esencia,
la voluntad del otro,
ser esclavo del tintero y no dormir,
pues es el rojo
que corre en nuestras venas
el que marca el despertar de las palabras más intensas.

Somos la furia
de nuestros vendabales,
somos tierra, somos luz y somos aire,
somos el canto
de los desheredados,
somos la marca que señala a aquel que vive en el pecado. 


domingo, 4 de octubre de 2015

Tempos del tiempo


Vivos reflejos de tu amanecer desprendieron

fragancias tan puras que el viento no osaba mecer,

al compás de los versos que al fin marcaron nuestro tiempo,

al compás del deseo que el tiempo intentó perecer.


Tempo del tiempo que marca el ritmo en mis adentros,

luz matutina que explota en el amanacer

de los ojos que abrieron sus finas cortinas al viento,

de un soneto que nunca he podido querer entender.


Creaste el olor que perfuma el color de los cielos,

aislaste la fórmula para sustraer del papel

las historias que hicieron que todos creyeran en cuentos,

la esperanza de aquellos que nunca esperaron vencer.


Y haciendo recuento ya solo me quedan momentos,

fragancias guardadas en tarros del color de tu piel,

entre ellos componen la celda de mi pensamiento,

en cuya llave se lee: “Nunca existió el ayer”.



domingo, 23 de agosto de 2015

Grises lineas de arte urbano

Dicen,

que el recuerdo de sus sueños no empaño las cristaleras

desde de donde ver un mundo que avanzaba hacia su fin,

que las manchas de su blusa eran medallas de arena

en honor al sacrificio que firmó antes de morir.

Dicen,

que sin ella no existía el resplandor en las aceras,

grises lineas de arte urbano pintadas con el hollín

deprendido por hogueras consumidas en el baile

que interpretaba su verso disfrazado de arlequín.

Dicen,

que al final solo el recuerdo la mantuvo entre nosotros,

que su canto se escuchaba más allá de aquel jardín

donde recitaba luces bajo el foco de poemas

que mellaron las consciencias que aun estaban por surgir.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc

viernes, 7 de agosto de 2015

Avanzad!

Avanzad tamborileros!

No caigáis en la desdicha!

Avanzad mentes sin freno!

No temáis al porvenir!

Pues el día que hoy comienza viene sellado con tinta

de aquellos aventureros en un camino sin fin.


Levad anclas del pasado!

 Izad velas de estupor!


Ser el alma que con fuerza marca el rumbo del timón!


Y aun cuando creáis que el cielo auspicia vuestro letargo:

ser conscientes del fulgor que emite vuestro corazón!

Avanzad por los caminos donde el hombre pierde el rastro!

Ser el aire en cualquier viento!

Avanzad siguiendo al Sol!

viernes, 24 de julio de 2015

Latencia descoordinada

Amanezco tras los prados que componen tus mejillas,

soy amante de tus besos, siervo de tu devenir,

no comprendo de otro idioma que el que hablan tus sonrisas,

soy esclavo de tus horas, preso de un sueño sin fin.


Un deseo, una caricia, un te quiero y el consuelo

de poder tenerte cerca cuando el Sol quiere salir,

la arritmia de mis latidos marca un ritmo en mis adentros

que tan solo se detiene cuando tú estás junto a mi.


Latencia descoordinada,

un caricia vetada,

bocanadas de tequila,

ver al día resurgir;

versos rasos en tu almohada,

humo gris tras la velada,

nos bebimos la alegría,

ojos de color jazmín.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

jueves, 23 de julio de 2015

Oteamos horizontes

La tensión de este momento

desvanece viejos tiempos,

aquellos que con locura,

quisimos ver resurgir,

mas ahora sin el velo

del tiempo y la compostura

exploramos nuevas vías

donde poder competir.


Oteamos horizontes,

vemos pastos, nuevos bosques,

perseguimos cualquier sueño

que aun no vimos cumplir,

pues el peso de la dicha

que acompaña nuestras vidas

solo puede ser tan digno
 
que brille al verte venir.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc


lunes, 20 de julio de 2015

Perfume matinal

Tus ojos,
tu pelo,
tus manos,
tu andar,
tus luces,
tus sueños,
mi vida,
tu paz.

Tus momentos,
tus recuerdos,
tus manías,
tu pensar,
tu alegría,
tus lamentos,
mis historias,
tu escuchar.

Tus miradas de reencuentro,
tu color bajo el umbral,
tus ojos mirando al cielo,
tu perfume matinal,
tu presencia en cualquier tiempo,
tu siempre saber estar,
mi dependencia a tu cuerpo,
tu contacto al despertar.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/


domingo, 19 de julio de 2015

Sueños desde la otra orilla

Luz de escasa melodía,

ruidos de color cristal,

vivimos de alegorías,

viajamos mirando atrás.



Sueños desde la otra orilla,

mantos que cubren el mar,

amanecimos sin prisa,

tus besos, mi palpitar.



Y aun cuando se hizo de día,

seguimos la danza austral,

al compás de su sonrisa,

de ese fatuo sentimiento que desprende al caminar.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc





miércoles, 6 de mayo de 2015

Visto lo visto

Vistos tus ojos,

tu pelo,

tus sueños;

vista la Luna,

el cielo,

y el Sol;

visto el temblor,

el amor

y el afecto;

vista fragua,

el cincel

y el sudor,

solo nos queda

plasmar

en los versos,

todo el afecto

que nos cautivó.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada




martes, 5 de mayo de 2015

Nada debe ser eterno

Diseñando los momentos que compondrán nuestra vida,

moldeando sentimientos, nuevos barcos de papel,

sin saber que tras esquinas nacen las calles, no miras

más allá del horizonte que te imponen al nacer.


Auroras, luminiscencia, escalones, piel mestiza,

lo que queda de un viaje, recortes en la pared,

sentimientos, cigarrillos, noches lentas, muchas prisas,

todo lo que tus momentos deben olvidar tener.


Pues sin nuevas experiencias aparecen viejas riñas,

no nacen más sentimientos, nada hay a flor de piel,

debes ser como el cimiento del que se hacen las orillas,

nada debe ser eterno, todo debe perecer.


Es la esencia de la vida,
y por ello no hay consuelo,
solo existe este momento,
ni el futuro ni el ayer,
no aguardes expectativas,
no vivas de cuentos muertos,
solo existe una salida,
cada día renacer.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc








martes, 28 de abril de 2015

Momentos sin narrar

Luces que nos dan la vida,

letras aun por explorar,

senderos,

copas,

días,

vistas a tu despertar.


Cien hogares sin familia,

mil caminos sin pisar,

horizontes,

cielos,

risas,

todo cuanto deseamos lo obtendremos,

nada más.



Y al cerrar lo ventanales

solo quedará el disfraz,

de los versos sin secretos,

de momentos sin narrar,

pues aun siendo falsos libros

nos narraron el compás,

de los silencios vividos,

del amor aun por crear.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc

domingo, 19 de abril de 2015

Presente y nada más

Decidí vivir únicamente el presente, 

malgastar los momentos viendo amanecer

 entender las esencias que esconden los bosques 

y apartar de mi psique los recuerdos de ayer.

No creí que en tormentas encontrará respuestas, 

mas rehuyendo problemas nunca pude avanzar.

Fue por ello que un día levanté la cabeza,

 miré al cielo y pensé: 

hoy se acaba el final, 

nunca más volveré a temer nuevas sendas, 

viviré sin camino,

dejaré de luchar.

La trascendencia de aquello no se mide en vivencias, 

sino en riqueza de espíritu, 

en la calma vital, 

pues ahora no anido miedos ni incertezas, 

no hay pasado o futuro,

presente y nada más.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc







martes, 14 de abril de 2015

Amaneciste

Amaneciste,

viste que en tu pensamiento no cabía oscuridad,

sonreíste y me dijiste que ya nunca tendría que ver llorar

a esos ojos de azabache; y además

resarciste todo el mal que me causé,

y entendiste que la esencia de la vida no es mirar,

sino alzar la vista al cielo y actuar,

revivir con cada nuevo amanecer,

vislumbrando nuestros rostros y entender

que mi mundo

son tus barcos de papel.



Comprendiste,

que el fuego que prende al hombre sacia en él

la agonía de existir sin comprender,

y que todo lo que observas es fugaz

excepto las dualidades de ambas caras del disfraz,

pues tras él

ocultamos los recuerdos y el placer,

los momentos, los viajes y el anden

donde cada mediodía vi llegar

trenes que no eran el mio,

migajas de duro pan.



Sonreíste,

y tu mundo por completo me cambió,

abrí puertas del amor y del calor,

de la vida, del amar y del placer,

de los pocos sueños rotos que nunca esperé tener,

pues así

nacen las grandes historias que sin fin

me contabas tumbados en el jardín,

interpretando las nubes,

siendo siervos del momento,

peleando sentimientos,

de esos que mi entendimiento siempre intentó fingir.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc




domingo, 12 de abril de 2015

Más allá de las leyes de los hombres

Había sido solo un presentimiento, pero sí, estaba llegando el final. 

De pronto, solo importó todo lo vivido, todo aquello que nos había hecho tal y como éramos.
Nuestras ideas habían cambiado el mundo, nuestro mundo, y ya tan solo nos quedaba continuar, por caminos separados, por la larga senda que nos quedaba por recorrer.

Recuerdo nuestras primeras reivindicaciones. Si bien antes ya lo intuíamos, conocernos significó un impulso a nuestras ideas. Estábamos cansados de vivir bajo moldes, de adaptarnos a todo aquello que se esperaba de nosotros, por lo que decidimos hacer de nuestra vida literatura. ¿Porqué no podía ser posible un amor de cuento? ¿Tampoco una vida de aventuras? ¿Debíamos resignarnos a aquello a lo que la mayoría llama vida? No. Y descubrir esta respuesta fue como volver a nacer.

Aburríamos las normas establecidas, y por ello decidimos renunciar a ellas. Más allá de las leyes de los hombres existía un mundo de libre albedrío, un mundo en el que únicamente aquello que sientes tiene sentido, aunque fuéramos locos a los ojos de los demás. Todo formaba parte de nuestra experiencia vital, y no estábamos dispuestos a renunciar a ello.
Experimentamos lo que era vivir enamorados de manera perpetua, no amoldados a la vida en pareja, estancados en rutinas y convivencias forzosas sin sentido. Sentir y amar era mucho más que eso. También hacia el exterior todo cambio. La concepción que el mundo tiene de si mismo es aquello que le da forma, y aunque fue algo difícil de entender, supuso una de las grandes puertas a cruzar. Vimos más allá de formas y etiquetas, de rostros, apariencias o etnias. Fue como despertar de un largo letargo, en el cual habíamos vivido, engañados por un escenario donde todo representaba un papel.

Pese a todo, nuestro gran descubrimiento fue el de la muerte. Vivimos para morir, y decidimos actuar en consecuencia. No valía la pena morir por la tranquilidad ni la seguridad de occidente, ni por la salud o el bienestar. Por ello buscamos en las grandes historias, donde la muerte por un amor, por un ideal o por un objetivo convierten ese último momento en leyenda.

La conjunción de todo aquello acabó, temporalmente. Ahora recorremos el mundo buscando. ¿El qué?, se preguntarán muchos, pero no existe tal respuesta, no es necesaria. Buscar algo en concreto focaliza demasiado la atención. Buscar, sin saber qué, permite un abanico de posibilidades infinitas, donde a cada momento puedes encontrar algo que, aun sin saberlo, necesitabas encontrar.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/

miércoles, 1 de abril de 2015

Sí, era esa luz

No necesitamos riendas ni correas, el simple vaivén del viento indicaba la dirección a seguir. Los recuerdos, como las ideas, solo formaban parte del imaginario colectivo de aquel momento. Nada existía ni existió, nada hacía falta. Únicamente nos movía el firme propósito de avanzar. 

Caminábamos juntos, si, pero era mucho más que eso. La crudeza del destino, si es que existe tal cosa, nos había llevado a aquel momento, libres de condicionantes externos, presos de una libertad sin parangón, condenándonos a vivir tan intensamente que solo la muerte podría habernos detenido.
Mis ganas de explorar y tu templanza; mis momentos de duda, tu confianza. Formábamos un binomio difícil de interpretar, dos piezas de conjuntos tan distantes que el simple hecho de verlas juntas ya resultaba un regalo para los sentidos.

Nuestra decisión se convirtió en viaje, y el viaje en leyenda, pues algo superior nos guiaba en todo aquello. No podía ser cosa del azar, ni de la casualidad, simplemente debía ser así.
Cabe añadir que nuestra aventura no fue solo terrenal. La inmensidad de los paisajes que visitamos estaba decorada con tus explicaciones sobre el territorio, un mar de estratos y accidentes geográficos. Eran explicaciones técnicas, que en la mayoría de casos carecían de sentido para mi, pero no era aquí donde radicaba su fuerza. Tus palabras emitían brillo, un brillo que solo puede entenderse si realmente amas lo haces; un brillo característico de aquellas personas únicas, entregadas, apasionadas por el conocimiento, y eso era más de lo que nadie podía pedir. Cualquiera puede hacer una descripción de la luz artificial, que tan afanosamente los hombres se empeñan en mantener. La luz de los astros, en cambio, está reservada a un grupo más selecto, el de los músicos, poetas y soñadores, mentes ambulantes capaces de ver más allá de las formas. No obstante, existe otra luz, una luz no visible con la vista, una luz reservada a aquellos que no ven con los ojos, capaces de mirar con el corazón y el resto de los sentidos, una luz que se puede escuchar, pero también tocar, la luz de los ideales. Sí, era esa luz la que brillaba en ti, y la qué, sin tu saberlo, alumbraba cada paso que dábamos, en conjunción con las estrellas, marcando el sendero por el que debíamos continuar.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

lunes, 30 de marzo de 2015

Una página más

Surcaba en los libros

páginas prohibidas donde transitar

parajes de ensueño,

princesas perdidas,

victorias en guerras,

ojos de cristal.

Más solo fue un niño,

que quiso llegar más allá de un disfraz,

donde nace el destino,

y su risa,

y la magia,

y los sueños despiertos de la navidad.

Pues cruzaba caminos

con su escudo y espada,

y un valor tan audaz

que caían castillos

cada vez que sus dedos empuñando la lanza

solo le recordaban:

una página más.

Fotografía por: Magda Aguilar Serra


sábado, 28 de marzo de 2015

Sin conocer tu ritmo

Nos mentimos entre sueños,

confesamos los deseos,

vivimos a cada paso que nos ha tocado andar,

pues sabemos los motivos,

y conocemos los besos,

aquellos que con distancia aun no hemos llegado a dar,

pues el lienzo del destino,

muestras sus cartas, y dinos:

¿dónde nacen los recuerdos?,

¿dónde te empecé a escuchar?

Distraído,

somnoliento,

observo los pensamientos que cruzaron el umbral,

el umbral del desafío,

el umbral del desentierro,

conducen a paraderos lejos de nuestra ciudad,

mas sin conocer tu ritmo,

ni tus notas,

ni tus versos,

quede preso de unos besos

que nunca llegue a notar.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada







martes, 24 de marzo de 2015

Donde mueren los poetas

IV

¿Dónde está la rima?

¿Dónde está el sonido

de los versos incompletos?

¿Dónde mueren los poetas

que entonando sus compases

hacen del mundo un soneto?

¿Los finales asonantes?

¿Consonantes sin reverso?

¿Dónde quedan los juglares

que cantando y escribiendo

inspiraron a Machado

dándole forma a su verso?


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc


viernes, 20 de marzo de 2015

Descontando minutos

Quizá la existencia se mida por momentos,

quizá los momentos solo sean recuerdos,

quizá los viajes terminen como ahora,

descontando minutos de nuestro tiempo.

Quizá las verdades no hicieron efecto,

quizá nuestro tiempo no fuera el correcto,

quizá el vendaval de los vientos de invierno

solo quiera dar paso a la luz de tus cuentos.

Quizá las madrugadas que pasamos riendo

o quizá aquellos besos a la luz del silencio

afectará el transcurso de unas vivencias

que tatuaron mi cuerpo con tus sueños despiertos.

Quizá sea tarde para remordimientos,

quizá solo fuera el color de tu pelo,

quizá aquellos ojos esperando mi encuentro


perforaron mi alma,


e inspiraron mis versos.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

jueves, 19 de marzo de 2015

Al principio solo existió ella

Y se dice que al principio solo existió ella,

y que nombró al mundo,

y que el mundo rió,

y que todas las cosas que valieron la pena

fueron,

y el mundo nació.

Y se dice que de su voz nacieron estrellas,

y que el cielo celeste centelleó,

y que la luz que ilumina prados y laderas

era luz de sus versos,

y que todo esperó.

Y también han oído que sus manos de seda

tejieron los mares

las olas,

y el Sol,

y que un breve susurro

de palabras, o letras,

dio forma al sonido,

que en silencio observó.

Y unos pocos oyeron que también fue por ella,

que el primer corazón inició su función,

y que el calor de sus besos

encendió la latencia


y el inicio de un sueño que nunca terminó.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc


Como un comienzo

Trenes de una vida,
andenes por recordar,
paradas y sonrisas,
equipaje perspicaz.


La aventura del viaje no consiste en los problemas

que abordamos con el temple del que no teme perder,

sino en poder ver el mundo sin el velo del que piensa

que aquello que no es lo propio no merece su atender.



Paisajes con coloridos tan brillantes que nos ciegan,

miradas incomprendidas que nos hacen escoger

un camino diferente cada vez que abrimos puertas,

y nos ofrecen los lechos donde calmar nuestra sed.


Pasión de cuento,
terriza y viento,
ser como un día,
como un comienzo.






domingo, 15 de marzo de 2015

Moradores

Esa risa de inocencia,

esa pizca de ansiedad,

moradores sin sentidos,

tormentas sin terminar.


Esos ojos de platino,

momentos en su mirar,

destilar alcohol, volvimos

a entendernos sin hablar.



Las mareas de su pelo

moldean su caminar,

marcan mis temores, pero

obedezco sin pensar.


Mirando el reloj espero,

Pues no quiero nunca mas

Verme lejos del destello


que me ofrece al respirar.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/

lunes, 9 de marzo de 2015

Ni tierra, ni reino

Viajes y risas,

miradas, desdichas,

mundos convertidos

en blanco papel,

jugar con los sueños,

morder los anzuelos,

vivir con la prisa

por todo aprender.



Tomar carretera,

las botas con tierra,

lienzos convertidos

en arte y pincel,

nunca tener dueño,

ni tierra, ni reino,

ser viento en un mundo,

que se echa a perder.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc






domingo, 8 de marzo de 2015

Versos de la vida en el bar

Vistas a un campo cerrado,

diseños de luz invernal,

moradas de perros y gatos,

brillos de un color magistral.



Vestidos, gorros y zapatos,

versos de la vida en el bar,

botellas, cervezas y vasos,

tristeza, fragancia y compás.



Romper la guía de tus trazos,

morder cada día el sedal,

olvidar tus besos, tus pasos,

sentir que sin ti es el final.



Vivencias que caben en cuartos,

cerrados, sin el aire entrar,

por no despeinar tus abrazos,

mis normas, tu luz, mi ansiedad.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada/


sábado, 7 de marzo de 2015

No sangramos

Listos tras la muchedumbre,

avanzamos,

somos la estela de un tiempo que sirvió para cambiar,

impacientes,

no sangramos,

somos la generación que todo quiso abarcar,

y aunque pesen los recuerdos,

no olvidamos,

luchamos por el destino que nos quisimos forjar,

desalientos,

negros pozos,

no ahogarán los sentimientos que expresamos al hablar.


¿Es el mundo una avenida?
¿Somos callejones rotos?
Meditamos cada paso
de los que vamos a dar.

¿Vivimos de la protesta?
¿Muertos están nuestros votos?
No frenamos ante el yugo
que nos nos quieren implantar.

La voz de los versos muertos

Presenciar cada momento,

ser compañero del viento,

violines que marcan notas

que se pierden mar adentro.



Sangrar versos incompletos,

vivir por el sentimiento

que destila sobre el folio

bajo sus locos recuerdos.



¿Y si fueran los destellos

muestras de su pensamiento?

Moriría iluminado

por el vaivén de su pelo.



Vivir solo no es consuelo

para perseguir sus sueños,

busco hogares que refugien

la voz de los versos muertos.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Beber para recordar

Perseguir un ideal,

no saber donde está el filo,

navegar sin naufragar,

cerrar puertas con pestillo.



Vivir solo sin pensar

consecuencias y descuidos,

avanzar, improvisar,

caminar sobre el destino.



Versos, rimas y demás,

confabular, ojos albinos,

beber para recordar,

fumarnos gotas de vino.


Humo denso,
ver tu adentro,
manos frías,
mar sin sal,
nuevos días,
muertos sueños,
luz sombría,
noche astral.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

martes, 3 de marzo de 2015

Abrazos de asfalto

Entender el gris del día,

solo implica naufragar

entre calles y avenidas,

que componen la ciudad,

mas tenemos tanta prisa

que no queremos mirar

la luz que esconden las brisas

tras aceras y humedad.


¿Vemos trazos de alegría?

¿Somos luz tras el disfraz?

Solo pieles que caminan

en raíles sin final.

¿Y sí todo lo que es guía

marca los pasos a dar?

Los callejeros sin rostro

saben por donde avanzar.



Abrazos de asfalto,
de un negro cobalto,
componen los versos
que hoy sonarán,
pues solo en lo alto
de techos mojados
suenan los flautines
que indican mi hogar.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc