sábado, 28 de marzo de 2015

Sin conocer tu ritmo

Nos mentimos entre sueños,

confesamos los deseos,

vivimos a cada paso que nos ha tocado andar,

pues sabemos los motivos,

y conocemos los besos,

aquellos que con distancia aun no hemos llegado a dar,

pues el lienzo del destino,

muestras sus cartas, y dinos:

¿dónde nacen los recuerdos?,

¿dónde te empecé a escuchar?

Distraído,

somnoliento,

observo los pensamientos que cruzaron el umbral,

el umbral del desafío,

el umbral del desentierro,

conducen a paraderos lejos de nuestra ciudad,

mas sin conocer tu ritmo,

ni tus notas,

ni tus versos,

quede preso de unos besos

que nunca llegue a notar.


Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada







No hay comentarios:

Publicar un comentario