viernes, 24 de julio de 2015

Latencia descoordinada

Amanezco tras los prados que componen tus mejillas,

soy amante de tus besos, siervo de tu devenir,

no comprendo de otro idioma que el que hablan tus sonrisas,

soy esclavo de tus horas, preso de un sueño sin fin.


Un deseo, una caricia, un te quiero y el consuelo

de poder tenerte cerca cuando el Sol quiere salir,

la arritmia de mis latidos marca un ritmo en mis adentros

que tan solo se detiene cuando tú estás junto a mi.


Latencia descoordinada,

un caricia vetada,

bocanadas de tequila,

ver al día resurgir;

versos rasos en tu almohada,

humo gris tras la velada,

nos bebimos la alegría,

ojos de color jazmín.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/vidadesdoblada

jueves, 23 de julio de 2015

Oteamos horizontes

La tensión de este momento

desvanece viejos tiempos,

aquellos que con locura,

quisimos ver resurgir,

mas ahora sin el velo

del tiempo y la compostura

exploramos nuevas vías

donde poder competir.


Oteamos horizontes,

vemos pastos, nuevos bosques,

perseguimos cualquier sueño

que aun no vimos cumplir,

pues el peso de la dicha

que acompaña nuestras vidas

solo puede ser tan digno
 
que brille al verte venir.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc


lunes, 20 de julio de 2015

Perfume matinal

Tus ojos,
tu pelo,
tus manos,
tu andar,
tus luces,
tus sueños,
mi vida,
tu paz.

Tus momentos,
tus recuerdos,
tus manías,
tu pensar,
tu alegría,
tus lamentos,
mis historias,
tu escuchar.

Tus miradas de reencuentro,
tu color bajo el umbral,
tus ojos mirando al cielo,
tu perfume matinal,
tu presencia en cualquier tiempo,
tu siempre saber estar,
mi dependencia a tu cuerpo,
tu contacto al despertar.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/


domingo, 19 de julio de 2015

Sueños desde la otra orilla

Luz de escasa melodía,

ruidos de color cristal,

vivimos de alegorías,

viajamos mirando atrás.



Sueños desde la otra orilla,

mantos que cubren el mar,

amanecimos sin prisa,

tus besos, mi palpitar.



Y aun cuando se hizo de día,

seguimos la danza austral,

al compás de su sonrisa,

de ese fatuo sentimiento que desprende al caminar.

Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc