viernes, 5 de febrero de 2016

Una historia fugaz

Dos copas de más,

quizás,

un par de cigarros,

al menos,

y la imposible certeza de que: "ya nos veremos".


Una historia fugaz,

veremos,

quiero naufragar

sin frenos,

e impedir acabar

a las historias que el tiempo llevo con sus remos.


No hay más que contar,

por cierto

no se quién querrá

entenderlo,

pues ya no hay afán

de querer seducir a las musas del tiempo.


Volver a la mar, 

sin más,

sintiendo la paz,

tus dedos,

echar a volar

sin las alas que el viento clavó en mis tormentos.