lunes, 27 de marzo de 2017

Ducha de alcohol frío

Despierto gritando delirios que ya no molestan a nadie,

poemas en sueños que nunca podré terminar,

el viento levanta un aroma que augura el desastre,

el Sol tempranero no sabe cual es su lugar.

Busco estrellas y un consuelo en la nevera,

un tazón de mar caliente que me ayude a acompañar

los sonetos y las rimas que ahora esconden las promesas

que llenan los ceniceros de lo que ahora llamo hogar.

Una ducha de alcohol frío que reinicie mis latidos,

de fondo una tenue radio con complejo de pintor

describe las experiencias de cómo sentirse vivo

mientras miro mi reflejo en un espejo de sudor.
Fotografía por: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/






No hay comentarios:

Publicar un comentario